Menu
S+M Wedding (Cronica de un Desastre anunciado) - My Wedding Diario
213
post-template-default,single,single-post,postid-213,single-format-standard,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

S+M Wedding (Cronica de un Desastre anunciado)

Y después de mas de una semana de mi boda, me veo capaz de explicar como fue. (Aviso, es un poco largo…)
Podría decir que fue perfecta, maravillosa, etc, etc….pero no fue así, y el restaurante se encargo de ello.
Después de tantos meses planificando, ver que tu día es un completo descontrol, es difícil de asumir…
Cuando decidimos casarnos, quisimos hacerlo de una manera muy intima y bastante low cost.
Desde que empezamos los preparativos, a la boda pasaron poco mas de 6 meses.
Yo quería encargarme de toda la organización, pero con el trabajo, tenia poco tiempo y me convencieron de que no lo hiciese, por lo que en lugar de alquilar una finca, contratar un catering y hacer lo que yo quisiera de decoración, decidimos dejar la organización de la ceremonia y la comida en manos del restaurante, y ese fue nuestro gran error…

Miramos varios sitios y tuvimos dos finalistas, uno que nos daban la opción de hacer menú de boda y tenían varias opciones, en la que la mas barata se nos amoldaba a nosotros y el otro, que el menú que nos daban a elegir era de celebración.
El primero la atención era magnifica, se preocupaban por todo, incluso de saber que decisión habíamos tomado, lo único que le fallaba era la zona de la ceremonia, preciosas vistas pero no nos acababa de convencer.
El otro tenia una preciosa zona de jardín donde hacían la ceremonia y aunque el menú no era tan completo, nos decidimos por este, ya que “la ceremonia era lo que mas íbamos a recordar”.
Desde que fuimos a dar la paga y señal y nos atendió el dueño del restaurante, no el que nos lo había enseñado anteriormente, me quede con la mosca detrás de la oreja, pero nunca pensamos que iba acabar en lo que acabo.
Nos atendió muy seco, le preguntamos si podíamos hacer algún tipo de menú, en lugar de un pica pica como teníamos pensado, y nos dio una opción pero remarcandonos, que todas la bebidas iban a parte, por lo que no sabíamos lo que acabaríamos pagando al final y que no teníamos prueba de menú, por que al ser tan poquitos, no la ofrecían; les convencimos de que cerrasen el precio y al final lo conseguimos,  yo eso ya lo vi mal, pero a mi marido le pareció bien y seguimos.
Ahí decidimos dar la paga y señal, y cuando nos marchamos nos dimos cuenta de que no nos habían dado ningún justificante.
Aquí empezaron a torcerse las cosas; mas de dos semanas pidiendo un justificante y no nos lo daban, con la excusa de que la persona que se encargaba de las bodas no estaba.
Cuando al final nos lo mandaron, a mi me quedaban un montón de dudas, por que solo sabia lo que nos explicaron cuando fuimos a verlo, y la conversación que tuvimos con el dueño, cuando fuimos a reservar.
Tuve que empezar a ir detrás preguntándolo todo, por que pasaban los días y veía que nadie me decía nada.
A dos meses de la boda, ni había hablado con el ceremoniante, ni sabia que decoración había, ni sabia en que horario podíamos hacer la ceremonia, ni el menú (por que como es cocina de mercado, hasta que no iban a comprarlo por época, no nos lo podían decir), nada.
En ese momento me plantee el cambio de restaurante, por que la verdad que la situación ya era desesperante.
Me puse a mirar sitios y encontré un par, pero a dos meses de la boda, ya era poco lo que quedaba libre. Y justo cuando ya iba a ir a visitar el otro restaurante, me empezaron a responder y comentarme todo lo que faltaba y todo lo teníamos que ir haciendo, por lo que decidimos darle un voto de confianza, y no sabéis como me arrepiento.
Cinco días antes de la boda fuimos a cerrar detalles y comentamos que queríamos un pastel (lo único que podíamos elegir) de chocolate blanco con fresa, pero como mi madre no podía comer fresa, les dijimos si excepcionalmente a ella se le podía hacer de otro relleno, nos dijeron que si y que preguntarían que relleno podría ser (ya que yo les solicite si podía ser de naranja).
Tres días antes cuando fui a llevar los detalles, me dicen que ya han hecho los pasteles, pero que se han equivocado y todos son rellenos de naranja en lugar de fresa (que era el que pedimos para mi madre), mi reacción primero me quede parada, pero nos comento que no nos preocuparamos que el pastelero le había dicho que estaba muy bueno (y total como tampoco lo habíamos probado) dije bueno no pasa nada….
Al fin, llego el día de la boda, y se torcieron las cosas, entre unos y otros nos retrasamos y acabamos llegando a la ceremonia 20 minutos más tarde de lo previsto, y después llegaron parte de los invitados que se habían perdido, por lo que tuve que estar esperando en el coche 10 minutos mas.
A todo esto hay que decir que desde hacia mas de una semana, la previsión para ese día era de lluvia, de 13h a 14h (Yo me casaba a las 13:30h), yo el día antes la verdad que estaba un poco desilusionada, por que iba a llover, y cuando fuimos a ver la primera vez el restaurante nos comentaron que en caso de lluvia hacían la boda en una sala(que era donde primeramente íbamos a hacer el banquete)y que si pasase eso, nos tenían que subir al salón grande aplicando un recargo por ser poca gente; lo vimos lógico, aunque luego lo hicimos en otro salón, pero contábamos con que si llovía lo pondrían ahí dentro. Claro pues a mi en cierta manera, no me hacia gracia, ya que elegí casarme al aire libre por que odiaba la idea de hacerlo en el juzgado en una sala fría y hay por muy decorada que estuviera no dejaba de ser otra sala fría, pero bueno, lo asumí y ya iba con la idea de que si llovía, lo colocarían ahí dentro.
La sorpresa me la lleve al entrar y ver que toda la gente estaba puesta en la parte de fuera, aun con amenaza de lluvia y tres bebes en la ceremonia.
A todo ello mientras iba de camino, mi marido me iba llamando para decirme que cada vez estaba el cielo mas negro y que parecía que iba a llover, por que el ya estaba en el restaurante.
Pues aun viendo eso no lo cambiaron de sitio.
Cuando por fin entre después de mi marido, en ese momento tan maravilloso, que nos vimos, con la música que habíamos elegido, super ilusionados, llegamos al altar y nos hacen sentarnos, no llevaríamos ni cinco segundos sentados que empieza a diluviar.
Mi cara ahí ya era un poema, pero bueno, era mi día y todo lo malo, me lo estaba tomando a la perfección.
Quisimos coger unas sombrillas que tenían para el sol, y nos dicen que no eran para la lluvia, aun así claro esta las cogimos, pero igualmente acabamos empapados.
Y los del restaurante deciden que abandonemos la zona de la ceremonia y que nos vayamos a la zona donde los que hacían boda “normal” celebraran el aperitivo, para resguardarnos.
Una vez allí empiezan a apartar sillas y decir que vamos a seguir aquí la “ceremonia de manera improvisada”, ¿Como? Ya me había casado el viernes, no había ido allí pagando para hacer una ceremonia improvisada.
Mi marido intentando calmarme, yo peleándome con los del restaurante para volver a la zona de la ceremonia por que estaba parando de llover, y ellos negandose a seguir si no era donde ellos estaban diciendo, con el pretexto de que todo lo que estaba pasando, tenia yo la culpa por haber llegado media hora tarde (seré la única novia del mundo mundial que llega tarde el día de su boda,no?)
Obviamente, ahí mi indignación seguía creciendo, yo diciéndoles que yo que culpa tenia de que se hubieran perdido los invitados y no se hubiera podido empezar en cuanto llegué, y que igualmente hubiera llovido y nos hubiera pasado lo mismo, lo que en otro momento de la ceremonia.
Mi cuñado el pobre, me vio tan molesta que vino a decirme que estaba saliendo el sol, para que me tranquilizase, y lo único que se llevo fue una mala contestación (otra vez) por parte de los del restaurante, diciéndole que no me machacase diciéndome eso, que no se iba a poder continuar.
Volví a insistir y seguían negandose, ya habiendo salido el sol, diciendo que los invitados no se iban a poder sentar, por suerte cuando los invitados escucharon eso todos dijeron que a ellos les daba igual el no poderse sentar con tal de que nosotros estuviéramos felices.
Al final conseguimos convencerlos de seguir con la ceremonia, y entonces mi marido les pregunto si podía ir al baño para arreglarme un poco y peinarme, pero también se negaron diciendo que si no bajamos ya, no se seguía.
Eso si, continuamos sin música, sin todas las canciones que teníamos preparadas y que me había pasado tantos meses buscando para nuestro momento, por que dieron orden al DJ de que recogiera todo, y acabándola en 5 minutos, cuando la duración prevista eran unos 20.
Resultado de todo, no me acuerdo practicamente de nada a a partir de mi entrada, por que iba tan mosqueada, que no disfrute de ese momento.
Seguidamente empezamos a hacer las fotos, en todo momento controlando, hasta llegar el punto que nos estábamos haciendo las fotos a nosotros solos y venir a interrumpirnos, diciendo que si no íbamos ya, que la gente estaba preguntando si había algo de picar y que si se lo daba nos iban a cobrar mas de lo pactado.
La comida por lo menos, fue bien, el pica pica dejaba un poco que desear, por que por ejemplo uno de los platos de pica pica fueron, dos langostinos rebozados y otro dos croquetas para cada uno, pero bueno.
El pastel aun con la equivocación estaba muy bueno, todo hay que reconocerlo, pero nos quedamos a cuadros cuando lo trajeron.
Esperábamos, lo típico, un pastel de mentira que se pudiera cortar, se que son falsos, pero tanto??Además del detalle de traer el pastel, no traernos el cuchillo para cortar, plantárnoslo delante (supongo que seria para que lo observaramos)y tal como ponían el falso, ponerle los platos del mini pastel a cada uno, ni esperarse 1 minuto y llevarse el otro, no…todo a la vez…
Y el estado del pastel vosotros mismos lo podéis ver…

Con todo esto quiero deciros, que es vuestro día, va a ser único e irrepetible, por mucho que creáis que lo tenéis todo bajo control, si el lugar no responde como debería, se tuerce todo, por lo que aseguraros muy bien de lo que contratáis. Que si en un sitio la atención es muy buena por muy bonito que sea otro, no os dejéis llevar por eso, por que como en mi caso lo hice para recordar siempre la ceremonia (y vaya si la recordare…).
Si tenéis dudas, y pensáis en cambiar de lugar, hacedlo, no lo dejéis pasar, por que esas dudas es por que el sitio no os inspira confianza, aunque estéis a poco tiempo de la boda y parezca una locura.
Y nunca, nunca, si veis cosas raras deis un voto de confianza, por que luego las que salís perjudicadas soy vosotras, se de varios casos que se ha dado el voto de confianza y luego a salido todo fatal.
Es un día en que todo tiene que ser genial para vosotras, esta claro que siempre habrán pequeños fallos, pero intentad que sean los menos posibles, contratando buenos profesionales, aunque tengáis que pagar un poco mas. Precisamente este restaurante tiene muy buena fama cuando es el menú de todo incluido, donde pagas el precio elevado, ahí son todo opiniones positivas, pero cuando lo que contratas es menor se ve que el servicio también es menor.

Es vuestro día, no dejéis que nadie os diga como lo tenéis que hacer, y en la medida que podáis disfrutadlo, yo aunque luego me dio el bajón, durante el banquete me lo pase muy bien.
Hubiera puesto mas fotos, pero casi no tengo de ese día.
Solo espero que os sirvan mis consejos.

Tags:
Mireia
5 Comentarios
  • He leído tu post y casi se me cae la lagrimilla en el episodio de que en la ceremonia os empezo a diluviar. Vaya dilema. Lo que no puedo entender es la parte que hablas del restaurante. Ese mal comportamiento hacia sus clientes y esa manera de ponerte más nerviosa. Yo en tu lugar hubiera entrado en colera de verdad te lo juro. No me he casado pero el día de mi boda igual que todas me lo he imaginado perfecto, Siempre me ha gustado la idea de celebrarlo al aire libre pero esta el miedo de que caiga el diluvio universal. Por lo tanto cuando llegue el día nose que haré. Me encuentro indignada de la manera que te trataron de verdad, como se puede tener tanto tacto, es que te lo juro que me imagino en la situación y se me escapa la risa de lo loca que me pondría. En fin siempre tendrás un momento que contar y con el tiempo lo recordarás como algo gracioso. Un besito guapa me alegro de haber encontrado tu blog. http://estademoda-marlafra.blogspot.com.es/

    14 febrero, 2015 at 15:01
    • Mi Wedding Diario
      Responder

      Hola!! Pues si la verdad que nada de lo que paso se puede entender. Que llueva dices vale, puede pasar y normalmente en estas ocasiones en todos lados tienen preparada una alternativa, que es lo que deberian haber tenido aqui y no lo hicieron por que no les dio la real gana. Yo sinceramente, estuve a punto de irme cuando paso eso, por que la verdad que lo pase muy mal, y segun mi marido mientras hablaba parecia un pitbull, pero es que no podia salir de mi asombro de que me estuviera pasando eso. Celebrarlo al aire libre no es problema, siempre que se haga lo que se debe hacer. Todo el mundo me dice que lo recordare como algo gracioso, aunque no creo, si solo hubiera sido la lluvia y ya esta, quiza si, pero sumandelo todo lo demas que paso, no creo que me se posible, lo unico que me ayuda es no acordarme de ese, y es triste decir que no quieres acordarte del dia de tu boda, pero es la unica manera de sobrellevarlo.
      Un beso guapa y muchas gracias por el apoyo, por que se agradece mucho mas que la gente te entienda y te den la razon, que el que intente animarte. A veces ahi que ser realistas para poder tirar para delante y tu lo has sido. Muchisimas gracias de verdad!!

      14 febrero, 2015 at 18:03
  • MARI CARMEN MP
    Responder

    Hola! En primer lugar siento mucho todos los contratiempos que tuviste el día de tu boda. Se me han saltado las lagrimas, literalmente, al leer todos los contratiempos que llegasteis a tener. Quería hacerte una aclaración. La foto del pastel que aparece junto al tuyo es de mi boda. La reconozco perfectamente por el modo de presentación y porque la persona que aparece en el fondo es mi madre. Solo quería aclarar que mi pastel no fue un pastel "falso" para hacerse la foto. Fue una tarta de crema catalana que degustaron a posteriori nuestros invitados. Así mismo también me gustaría que en el futuro, en caso de que quieras enseñar alguna foto de mi enlace, me solicites permiso antes de publicarla. Espero que no te tomes a mal este comentario. Solo es a modo de aclaración. Gracias por tu comprensión y, de verdad, que siento todos los contratiempos que te toco vivir.

    27 marzo, 2015 at 17:41

Publicar un comentario.