Boda de Estilo Gran Gatsby en Nochevieja - My Wedding Diario
81
post-template-default,single,single-post,postid-81,single-format-standard,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_470,fade_push_text_top,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Boda de Estilo Gran Gatsby en Nochevieja

¿Que pasaría si mezclaramos el post del Lunes de Bodas en Nochevieja, con el post del Martes de Vestidos estilo Gran Gatsby?

Pues que saldría el post de hoy, y es que como ya os comente en el post de Bodas en Nochevieja, aprovechando los dorados de las fiestas de Fin de Año, era una genial idea aprovecharlo, para hacer una boda temática de estilo Gran Gatsby.

 

Pues lo mismo pensaron Rachel y Jeff, los protagonistas del post de hoy.

Y es que ellos decidieron casarse la noche de Fin de Año y además querían algo de estilo Vintage pero con un toque moderno y que mejor manera de conseguirlo que ambientando su boda con el lujo y glamour del Gran Gatsby, con vestidos y elementos de estilo Art-Deco y colores dorados que convirtieran la boda en una genial fiesta de Nochevieja.

 

Decidieron celebrar su boda en un Centro Comercial de Cleveland, The Arcade, era el lugar perfecto, ya que esta considerado como edificio histórico y tiene plenamente la estética vintage y majestuosidad que ellos buscaban.

Para seguir la misma estética, Rachel pidió a sus damas de honor que llevasen cada una un vestido diferente, pero que tuviera elementos como purpurina, lentejuelas o estética Art-Deco y que pudieran aprovecharlo en mas ocasiones. Les dio una foto de inspiración para que ellas mismas decidieran el vestido que querían llevar. Así que el día de la boda fue el primer día que vio a cada una con sus vestidos y el resultado no pudo ser mejor.

Además también quisieron aprovechar muchos elementos que después pudieran tener en casa para decorar, un ejemplo de ellos fueron los relojes que pusieron por todas las decoraciones y que iban a ser los que controlasen la hora del cambio de año o el original libro de firmas que en lugar de un típico libro, fue una bola del mundo donde sus invitados podían dejar su recuerdo.

 

Rachel en un primer momento no iba a cambiar en ningún momento de vestido, pero casualidades de la vida, buscando ropa para la cena de ensayo encontró un precioso vestido de 1950, el cual le convencieron para que se probase, y era tan perfecto, que decidió substituir su traje de novia, para la fiesta posterior, haciendo que el estilo Gran Gatsby, fuera completo.

Así su boda se convirtió en un guiño al pasado, a esos preciosos años 20, donde en las fiestas reinaban los brillos, los bordados, el oro, el lujo y el glamour propio del Gatsby Glam.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Ruffled

Y es que como os dije en el post de Bodas en Nochevieja, no hay nada mejor que aprovechar los elementos que ese día en si, ya nos aporta, para poder conseguir una Boda Mágica.

Mireia
4 Comentarios

Publicar un comentario.