La Original Boda de Erika y Robby - My Wedding Diario
172
post-template-default,single,single-post,postid-172,single-format-standard,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_470,fade_push_text_top,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La Original Boda de Erika y Robby

Hace tiempo que no os traigo una boda original.

Pero ayer buscando fotos para el nuevo post me tope con una que me gusto mucho, aunque esta vez la originalidad de la boda recae en la novia, una gran fan de Marilyn Monroe.

 

Erika y Robby son una pareja de San Francisco que decidieron casarse con los servicios de Marla Rutherford, una fotógrafa de Boston.
Hasta aquí todo normal, si no fuera por que cuando llego la fotógrafa a San Francisco, se encontro que todo estaba planeado para hacer una boda al estilo Marilyn.

 Y es que la adoración por la actriz es tal, que Erika decidió emularla el día de su boda.
Empezando por la fecha de la ceremonia, ya que iba a ser el mismo día que se caso Marilyn Monroe con Joe DiMaggio 60 años antes, y siguiendo por el lugar, el Ayuntamiento de San Francisco, donde también lo hiciera Marilyn.
Eso solo era una parte, ya que lo mas sorprendente vendría de parte de la novia, y es que como no podía ser de otra manera, decidió que iba a ir caracterizada como Marilyn para su boda.

 

 

Todo el look incluso el maquillaje iba a estar basado en la actriz, ya que decidió usar la linea de M.A.C inspirada en Marilyn.
La transformación de Erika fue sorprendente, había cuidado hasta el ultimo detalle para parecer la mismísima Marilyn.
Desde el vestido hasta los pendientes, los cuales le compro Robby en una subasta 5 años antes, y que realmente habían sido de la actriz.

 

 

El ramo se lo confecciono ella misma, decidió hacerlo de broches para darle un estilo vintage, lo curioso del ramo es que tardo muy poco en hacerlo, pero su coste estaba en torno a unos 500$, ya que esos broches los fue encontrando y guardando durante años.
La ceremonia en si fue muy sencilla y corta, no mas de unos 20 minutos, ya que habían 2 bodas mas previstas en el mismo lugar y posteriormente decidieron que no iban a hacer ningún tipo de banquete, si no una cena muy informal con las personas que vivieron ese día con ellos.
Os dejo las fotos del resto de la ceremonia, para que veais la transformación de Erika y su homenaje a su querida Marilyn.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Realmente Erika consiguió su objetivo, y es que a veces no hay que hacer una gran boda, solo basta la originalidad de los novios, para que esta sea preciosa y especial.
Si queréis ver todas las fotos de esta singular boda, no dejéis de visitar el blog de esta fotógrafa.
Mireia
5 Comentarios
  • Las bodas temáticas me parecen increíbles, y más cuando realmente te apasiona y lo cumples. Me quedo con tu frase "no hay que hacer una gran boda, solo basta la originalidad de los novios, para que esta sea preciosa y especial." porque estoy totalmente de acuerdo con ella. Un beso ^^

    7 agosto, 2014 at 16:56
  • Que bonita boda, yo me casé con la típica ceremonia pero fué muy bonita y ahora si pudiera volver a casarme la verdad me encantaria hacerlo de alguna temática! besos guapa

    7 agosto, 2014 at 18:30
  • Qué pasada, la verdad es que me encantan las bodas temáticas, si algún día me caso (Cosa que dudo) será temática ¡fijo!

    http://labloguerapelirroja.blogspot.com

    7 agosto, 2014 at 22:14
  • ¡¡Esta muy muy logrado!! Me parece súper original, lo importante de este día es que tú te sientas especial y seguro que esta chica así lo sintió.

    8 agosto, 2014 at 19:34
  • Mi Wedding Diario
    Responder

    La verdad que yo hice un poco lo mismo, lo justo y necesario y intente que todo el mundo, se quedase con los pequeños detalles y asi a sido. Me gustaria haber la hecho tematica, pero en mi caso era mi marido ir vestido de lego y yo de zombie y como que no….jejeje

    9 agosto, 2014 at 17:48

Publicar un comentario.