Una Preciosa Boda entre Holanda y la Costa Brava - My Wedding Diario
19
post-template-default,single,single-post,postid-19,single-format-standard,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_470,fade_push_text_top,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Una Preciosa Boda entre Holanda y la Costa Brava

¡¡¡Hola a tod@s!!!
Ya estamos por aquí de vuelta tras este parón obligado. Y que mejor manera de retomar el blog que con una Boda Real, y no una boda cualquiera no, una boda que os va a encantar por su original manera de celebrarla.
Y por que digo eso, por que no todos los días se empieza Boda en Holanda y se acaba en la Costa Brava, y eso es lo que hicieron Paul y Celeste, los novios de esta boda acompañados de Lola de Erase una Vez una Boda, una magnifica fotografa que supo captar todos los momentos de esta boda tan viajera, y cuando digo todos, son todos, ya veréis por que.
Esta preciosa boda empezó un día lluvioso en ‘t Woudt un pequeño pueblo de Holanda.
A diferencia de algunas tradiciones que tenemos por aqui, en las que el padrino es el encargado de llevarle el ramo a la novia, en Holanda, la tradicion indica que debe ser el novio quien lleve el ramo a la novia, y en esta ocasion el ramo no podia ser mas ideal, un precioso ramo de tulipanes en colores muy vivos, creado por Marcel en Ruud Bloembinders.
La novia vestida con un precioso vestido de estilo Vintage de Si Novias en Girona, llego junto al novio a la pequeña iglesia protestante de este bonito pueblo en una genial furgoneta clásica.
La ceremonia fue llevada a celebrada por una pastora, junto con familiares llegados de diversos puntos del mundo como Argentina, Noruega, Inglaterra, España y Alemania.
Una vez terminada la ceremonia pusieron rumbo al banquete ¿donde? pues nada mas y nada menos que hacia Calonge, en la comarca de Girona. Así que todos, invitados y novios tomaron un avión hacia el convite, vestidos para la ocasión y brindando por los novios, lo cual no los hizo pasar desapercibidos entre el resto del pasaje.
Una vez llegaron al lugar escogido para el banquete, Can Margarit, empezó la gran fiesta de mano del catering Carpe Diem del que pudieron disfrutar de una magnifica cena amenizada por DiscoDigitalMusic, que hicieron que todo el mundo disfrutase sin parar de esta magnifica boda hasta el amanecer.
Una boda totalmente especial, imposible de dejar indiferente a nadie y eso nos encanta. Excelente el trabajo de Lola de Erase una vez una Boda captando todos y cada uno de los momentos de esta genial boda, con tan preciosas fotografías.

Gracias por dejarme compartir tu magnifico trabajo. Podéis encontrar muchas mas bodas en la web de Erase una vez una Boda

 

Mireia
No hay comentarios

Publicar un comentario.